ES – Il sole ride

Il sole ride

Tesoros escondidos de la música vocal de cámara italiana

En la cultura musical italiana de los siglos XIX y XX siempre fue dominante la producción de Operas. Paralelamente, no obstante, se desarrolló además el repertorio de las llamadas „romanze da salotto“ (romanzas de salón). Se trataba de composiciones para piano y voz que se representaban principalmente en el ámbito privado o en salas para un público más reducido. Numerosos estudios recientes, encuadran estas obras por su complejidad y su belleza estética en un nuevo ámbito más profundo y afortunadamente están comenzando a cobrar importancia. Pero la labor es ardua, pues este repertorio se conoce aún demasiado poco.
Con el presente programa, deseamos ofrecer al público, algunos tesoros ocultos de este hermoso repertorio. Hemos seleccionado muchas obras desconocidas, otras olvidadas, que cuentan con una calidad musical extraordinaria. Estas canciones han causado un enorme impacto en nosotros y nos han emocionado por su frescura y capacidad comunicativa.

En la primera parte de nuestro proyecto, interpretaremos entre otras, la canción „Povera Lina“ de Francesco Capponi (1840-1900) que cuenta la desgraciada suerte de una joven que se quita la vida por amor. La simplicidad melódica y la estructura de sus versos evocan el estilo del „Stornello“, canto popular típico de Italia central. Cada estrofa es introducida por un breve pero penetrante preludio del piano. Otra obra maestra es la bellísima canción „Fiore che langue“ de Augusto Rotoli (1847-1904), pieza musical caracterizada por una delicada nostalgia. En la poesía se narra el lamento de una flor que está desesperada y moribunda por la lejanía de su amada, una mariposa. Con la melodía alada en los versos “Torna farfalla mia” evoca una atmósfera cercana a la de la Butterfly pucciniana. En el centro de nuestro programa no podía faltar el realizar un homenaje al compositor más destacado de la música vocal de cámara italiana, Francesco Paolo Tosti (1846-1916) del cual realizaremos algunas obras en las que armonizó textos de Gabriele d´Annunzio. Del todo desconocida es la pequeña producción de cámara de Alfredo Catalani (1853-1893), compositor ilustre de óperas como “La Wally”, “Loreley” o “Edmea”. Sus canciones, muestran como hubiera podido crear un cambio fundamental en este género que cultivaba sólo ocasionalmente. Dos canciones en particular „Sognai“ y „Senza baci“ resaltan con un lenguaje armónico caracterizado por modulaciones audaces e imprevistas. Por ejemplo en „Senza baci“ el sentido lacerante de espera contenido en los versos viene acentuado por la inestabilidad armónica de la primera parte de la obra.

En la segunda parte, interpretaremos canciones de autores a caballo entre los siglos XIX y XX: Francesco Cilea (1866-1950), Riccardo Zandonai (1883-1944) se encuentran entre los compositores más apreciados del siglo XX italiano, cultivaron con asiduidad el género de la música vocal de cámara italiana y compusieron joyas musicales. Dos de esas maravillas son „Mistero“ y „Mistica“ de Zandonai que emergen en el interior del programa por su fuerte carga espiritual y simbólica.
Luigi Gerussi (1891-1942) fue alumno de Respighi y pianista acompañante de la clase de canto del célebre barítono Antonio Cotogni (profesor entre otros de Giacomo Lauri Volpi y Giuseppe de Lucca), fue además director de orquesta y renombrado enseñante de canto junto a la radio de Torino. De él interpretaremos „Panteismo“, obra inédita que obtuvimos del archivo privado de la soprano Magda Olivero que fue alumna suya. En „Panteismo“ la frescura inesperada del acompañamiento y la variedad de los tonos de la voz otorgan a esta pieza musical un valor único y extraordinario en nuestro programa.
Los últimos tres autores de nuestro proyecto estuvieron activos especialmente en los Estados Unidos y fueron importantes divulgadores del belcanto italiano en el nuevo mundo: Gabriele Sibella (1880-?, Renato Bellini (1895-1957) y Arturo Buzzi-Peccia (1854-1945).
Gabriele Sibella fue un prominente profesor de canto en Nueva York, entre sus alumnos se encontraban Florence Austral, Eva Leoni y su esposa la soprano española Graziella Pareto. De él hemos escogido „Sotto il ciel“ y „Sensazione lunare“, dos canciones que describen paisajes nocturnos encantados y también „Bacio morto“, obra más dramática centrada en la breve vida de un sentimiento amoroso tornado en desamor al no ser correspondido. Renato Bellini, compositor y director de orquesta, se desplazó a los Estados Unidos en los años 30, estuvo activo como director de orquesta suplente en el Metropolitan Opera House. De él realizaremos una canción de cuna, „Ninna nanna a Liana“ dedicada a la primogénita del gran tenor Tito Schipa, del cual estaba unido en estrecha amistad. El texto de la canción está escrito en primera persona, como si fuera Schipa el que habla con su hija que sostiene entre sus brazos, revelando la ternura amorosa que el gran tenor atesoraba por su retoño. En cambio en la obra „Rime smarrite“, se trata de una pieza doliente y melancólica. Con una idea común de alegría y dolor que provoca el amor, comparando estos dos sentimientos con una rosa y sus espinas en la poesía, viene enfatizado por un final armónicamente suspendido que simboliza la fuerza infinita del amor
Arturo Buzzi-Peccia, intimo amigo de Giacomo Puccini fue un compositor y profesor de canto muy considerado, que incluso llegó a abrir una academia privada de canto en Nueva York, centro fundamental donde promulgaba la técnica del belcanto italiano. La vitalidad impetuosa y apasionada de sus obras nos recuerda a la de las canciones napolitanas de Marios Costa (1854-1933) o de Eduardo di Capua (1865-1917). Interpretaremos algunas obras líricas y melancólicas como „Torna amore“ y otras de carácter brillante y divertido. Por ejemplo „Colombetta” en la que el célebre personaje Colombina, de la comedia italiana del arte, se guasea usando chanzas coquetonas contra el pobre Arlequín, que desafiando al frío, le está cantando una serenata bajo su balcón. Finalmente proponemos también algunas piezas compuestas en español como el „Morenito“. Esta divertidísima canción habla de una mujer encaprichada por la belleza de un seductor moreno. Ella sabe bien que él le será infiel pero no puede hacer otra cosa que amarlo. Buzzi-Peccia, para acentuar el sabor exótico de la obra, utiliza el ritmo de „Tanguillo”, danza española sumamente difundida también en Cuba.

Muchas de las canciones citadas de Sibella y Buzzi-Peccia fueron escritas y dedicadas a famosos cantantes líricos de la época como Enrico Caruso, Lucrezia Bori, Beniamino Gigli, Tito Schipa oAmelita Galli-Curci.
Después de la Segunda Guerra Mundial, estos compositores y la mayoría de sus canciones cayeron en un injusto olvido. Con este programa queremos recordarles y darles el valor cultural y humano que su producción artística merece.

Rezension “Der neue Merker” 04 /2018 (crítica en alemán)

Olga_Blanco, Marco_Micheletti by Basajaun_Jata